¿Por que Virginia Woolf es la escritora de los desconsolados ojos melancólicos?

¡Hola, lectores! Desde la última vez que conversamos EN VIVO a través de Facebook sobre la vida de Virginia Woolf, me quedé con ganas de escribir un post con la información que voy a compartir para ti. La vida de la escritora británica no fue fácil y cada momento importante su fatídico desenlace y se vio reflejado en su rostro ¡Leamos! 

Virginia Woolf es la escritora de los desconsolados ojos melancólicos
Imagen tomada de Pinterest: https://pin.it/5hgGdnqQp


Siempre Virginia Woolf


Tenía un profesor que decía que "aprendemos por imágenes" y ciertamente lo primero que se nos viene a la mente incluso cuando buscamos recordar un fragmento de un texto es su imagen en nuestro cerebro. Algo así nos pasa con las personas y la figura que se nos queda grabada en la mente. Es por eso que una de las fotografías más famosas de Virginia Woolf es aquella de perfil como la vemos en la foto del post. ¿Qué tan fiel a la realidad son esos ojos perdidos y tristes? 

Virginia Woolf nació en 1882 y siempre la recordamos con blusa blanca, quizá almidonada, una cadenita al cuello y ese inconfundible moño del cual se desprendía un mechón rebelde. De rostro fino, delgado, se erigían los labios picudos en su extremo...pero sus ojos ¡oh sus ojos! La escritora tenía unos profundos pozos vacíos que reflejaban una mirada perdida.  

La infancia de Virginia


Woolf nació bajo el nombre de Adeleine Virginia Stephen y toda su infancia la vivió en su gran casa de Kensington, allí vivía con sus padres y sus hermanos Vanessa, Thoby y Adran; también habitaban con ella sus hermanastros George, Stella y Gerald por parte de madre y Laura por parte de padre. La historia nos dice que ninguno de ellos fue a la escuela, pero recibieron educación directa de su propio padre, Leslie Stephen, quien fuera historiador y escritor. 

La pequeña Virginia estaba orgullosa de haber sido autodidacta y de haber presenciado las constantes fiestas y tertulias literarias que organizaba su padre en casa. Todo eso generó en ella esa sed intelectual que despertó su creatividad. 

Sin embargo, nubes oscuras cubrirían la infancia de Woolf el día que su madre murió. Ella tenía apenas 13 años, y para completar la desgracia, su hermana Stella también perdió la vida. En 1905 perdió a su padre y su hermano Thoby murió al año siguiente. 

Como ven lectores, la vida de la futura escritora estaba marcada por la tristeza. Estas frecuentes pérdidas de las personas más queridas para ella, hicieron que la joven empezara a padecer largas depresiones, que incluso intentara suicidarse y experimentara una crisis nerviosa que la llevó al psiquiátrico. Algo muy importante y lamentable es que Woolf da a entender que sus dos hermanastros George y Gerald, abusaron sexualmente de ella. 

Una nueva vida


Tras la muerte de Leslie Stephen, Virginia y sus hermanos vendieron la casa familiar y se fueron a vivir al barrio de Bloomsbury. Instalados en su nuevo hogar, buscaron quizá recoger el legado paterno, haciendo de este un lugar de encuentro de escritores, artistas, filósofos e intelectuales de toda clase, por donde destacan: T. S. Eliot, Ludwig Wittgenstein o la sufragista Emmeline Pankhurst. Este selecto grupo, que se hacía llamar el ‘Círculo de Bloomsbury’, defendía una línea de pensamiento humanista que distaba de las idea de la Inglaterra victoriana. 

¿En qué pensaban? Pues en el feminismo, igualdad, moral o ecología. Temas que Virginia Woolf desarrollaría con los años.

El Círculo de Bloomsbury


Uno de las anécdotas más importantes del Círculo de Bloomsbury y que llevó a la escritora hasta las portadas de los diarios es el conocido "Engaño de Dreadnought". ¿De qué se trató? 

El "Engaño del Dreadnought" fue una famosa broma llevada a cabo en 1910 por Horace de Vere Cole, un conocido bromista británico, quien se unió a Woolf (entonces conocida como Virginia Stephen) y otros amigos. El grupo se disfrazó de una delegación real de Abisinia (actual Etiopía) y consiguió una visita oficial al HMS Dreadnought, el buque insignia de la Armada Real Británica, en Portsmouth.

Todos estaban disfrazados y maquillados, incluyendo piel oscurecida y vestimentas exóticas; así lograron engañar a la tripulación y recibieron una recepción oficial completa, con honores militares y una visita guiada por el barco. La broma fue descubierta al poco tiempo y generó gran atención en la prensa, poniendo en ridículo a la Armada. Este evento es recordado como un ingenioso y audaz engaño que demuestra tanto la habilidad para la improvisación de los participantes como las fallas en los protocolos.

En otro post hablaré más sobre esta broma tan conocida. 


Virginia Woolf conoce el amor

Es precisamente en estas reuniones del Círculo de Blommbury que Virginia conoce a Leonard Woolf, economista con quien se casó en 1912 y junto a quien fundó la editorial Hogart Presse en 1917. Este amor duraría hasta el final de sus días. 

Como escritora, Virginia Woolf queria renovar el estilo de la novela, al igual que célebres autores como James Joyce o Kafka. Ella rechazó los valores de la novela realista de finales del siglo XIX. Dejó atrás la supeditación de espacio, tiempo y en sus personajes profundizaba en el mundo interior en sus sentimientos y pensamientos. 

El estilo de Woolf como abanderada de la novela modernista, tiene claros elementos líricos y destaca por la ruptura parcial de la realidad pura y por el perfeccionamiento del monólogo interior, en el que trata de expresar las ideas de los personajes tal y como iban apareciendo en su mente. 

Lo interesante de esta técnica es que permitía ver el estado de ánimo y la personalidad de la propia Virginia a través de sus novelas y a través de sus personajes principales.

Los inicios

Lo primero que escribió Virginia Woolf fue una obra de teatro en 1908, titulada "Melymbrosia" que más tarde se convertiría en su primera novela: Fin de viaje. Después de ésta, aparecerían Noche y día y El cuarto de Jacob, dos novelas más convencionales que tuvieron una fría acogida tanto entre el público como entre la crítica. 

Sin embargo corrían los años veinte y 1925 llegó la que es su obra más conocida, en la que definió para siempre su estilo y que conquistó a los lectores haciéndole ganar renombre: La señora Dalloway. Durante la década siguiente publicaría Al faro, Orlando, Las olas y Los años, su última novela publicada en vida.

Pero Virginia Woolf no solo exploró el género narrativo, también escribió críticas literarias, cuentos, biografías y varios ensayos en los que abordaba la condición de la mujer en la sociedad. El más conocido es Una habitación propia (1929), en el que iba un paso más allá y se centraba en la figura de la mujer escritora y su relación con el mundo literario.

Los ojos melancólicos de Virginia Woolf


Ya con la fama a cuestas, Virginia Woolf sufría fuertes depresiones, crisis nerviosas y dolores de cabeza. Si bien estos males los padecía desde los trece años, se habían hecho más frecuentes en su madurez. Había sufrido los abusos sexuales de sus dos hermanastros, había estado ingresada en instituciones psiquiátricas en varias ocasiones y había intentado suicidarse más de una vez. 

Parecía que la talentosa escritora estaba perdiendo la batalla contra la tristeza, por lo que la idea de la muerte eran dos fantasmas que parecían acompañarla en todo momento. Hoy en día se cree que lo que padecía la escritora londinense era un trastorno bipolar, pero en aquel entonces no había los recursos de ahora para tratar este mal. 

Su familia y conocidos se burlaban de ella o la menospreciaban por sus depresiones y cambios de humor y los expertos que la trataron llegaron a aconsejarle que dejara de escribir, creyendo que la causante de sus males era su vena literaria. Todo lo contrario. 

El final de Virginia Woolf


El 28 de marzo de 1941 llegó el trágico desenlace para Virginia Woolf, aquel día se puso su abrigo y salió de casa. No llevaba su bastón y en los bolsillos solo cargaba piedras. Minutos más tarde la escritora se arrojó a las aguas del río Ouse y se ahogó, siendo encontrados sus restos tres semanas después. Su último adiós llegó en forma de unas cartas que había dejado para su marido y su hermana Vanessa.

Aquí te muestro la carta que dejó a su marido antes de ahogarse. Tal vez esos ojos melancólicos y profundos escondían o anticipaban ya el tráfico desenlace. La vida de Woolf es también un llamado a la reflexión sobre los problemas mentales y lo importante que es siempre buscar ayuda. 

Llegamos a la parte final, lector, ¿qué te ha parecido la historia de Virginia Woolf? ¿La conocidas? Déjame un comentario y nos leemos en otro artículo. 
Mar de fondo

𝑆𝑜𝑦 𝐵𝑟𝑦𝑎𝑛 𝑉𝑖𝑙𝑙𝑎𝑐𝑟𝑒𝑧 (Lima, 1990) creador del Blog de Mar de fondo. Estudié Comunicaciones, Sociología y estoy escribiendo un libro. Soy un amante de los cuentos, cartas, diarios y novelas. Convencido de que "𝑈𝑛 𝑑𝑖́𝑎 𝑙𝑒𝑖́𝑑𝑜 𝑛𝑜 𝑒𝑠 𝑢𝑛 𝑑𝑖́𝑎 𝑝𝑒𝑟𝑑𝑖𝑑𝑜"

16 Comentarios

  1. Excelente , disfrute está apasionante biografía de Virginia Woolf... Gracias por tu tiempo y disposición.. Repito encator relato o narrativa..

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias! Lo hago con mucho gusto y de paso todos aprendemos

      Eliminar
  2. Muchas gracias sumamente interesante komdisfrute y aprendí!!!

    ResponderEliminar
  3. Muchas gracias! Me encanta tu blog.

    ResponderEliminar
  4. Excelente. Me alegra saber que hay quienes utilizan la tecnologi'a digital, para crear cultura literaria. Gracias

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracia sa ti por visitar este sitio :D. te mando un saludo!

      Eliminar
  5. Interesante resumen de una vida marcada por la tragedia de la violación de parte de sus hermanastros. Ahora me explico la razón de sus ojos tristes. No sé si existirá un tratamiento siquiátrico que ayude a superar un trauma de ese tipo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ahora en la actualidad estos temas se tratan con mayor cuidado. Gracias por comentar.

      Eliminar
  6. Interesante la vida de la escritora Viginia Woolf, aunque por su enfermedad haya terminado con su vida. Me encanta el Blog, aprendo y recuerdo algunos libros que ya había leído. Gracias mil.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias ti :D te mando un fuerte abrazo y es bueno saber que el contenido ayuda a otros

      Eliminar
  7. Me interesa y me instruyó la lectura. Gracias

    ResponderEliminar
  8. Muy interesante vuestro artículo.
    Me gustaría conocer más sobre su vida y comentsrio de alguna de sus obrss

    ResponderEliminar
Artículo Anterior Artículo Siguiente