La carta de despedida de León Tolstói a su esposa Sofía Andréyevna Tolstáya

¡Qué tal, queridos lectores! En todos este año hemos resaltado las virtudes de un autor como Tolstói, capaz de conmovernos hasta las lágrimas y dejarnos un mensaje para reflexionar, con esa sensibilidad que desarrolló, sobre todo, en los últimos años de su vida. De esa etapa proviene esta magnífica carta a su amada esposa, la escritora Sofía Andréievna Tolstaia. 

La carta de despedida de León Tolstói a su esposa Sofía Andréyevna Tolstáya
Imagen tomada de Pinterest: https://pin.it/yqx5swz


LA DECISIÓN DE LEÓN TOLSTÓI


He comentado y compartido información al respecto de la crisis moral que experimentó León Tolstói, a la que se refiere en su diario de 1869, donde narra que "la verdad es que la vida es absurda". El escritor ruso pensaba que había tocado fondo y "solo quedaba la muerte. Sentía que yo, un hombre sano y feliz, ya no podía vivir". Escribió esto cuando apenas tenía 41 años y coincide con la publicación de Guerra y Paz (1865-1869), obra cumbre de la literatura rusa.

Cuando envejeció se volvió todavía más reflexivo concibiendo ideas relacionadas con el fin de sus días: "Estoy haciendo lo que los viejos de mi edad hacen generalmente: retirarse de la vida mundana para pasar sus últimos días en soledad y silencio».

La experiencia de Tolstói lo llevó a refugiarse y aislarse, motivo por el cual sus familiares también vivieron las consecuencias de sus decisiones, de aquello deriva esta carta a su esposa en octubre de 1910

$ads={2}


LA CARTA DE TOLSTÓI A SU ESPOSA


Yásnaia Polaina, Octubre de 1910

Desde hace largo tiempo, amada Sofía, sufro por el desacuerdo que hay entre mi vida y mis creencias. No puedo obligaros a cambiar ni vuestra vida ni vuestras costumbres; no he podido tampoco abandonaros hasta hoy, porque pensaba que, por mi alejamiento, privaría a nuestros hijos, todavía muy jóvenes de esta pequeña influencia que podría tener sobre ellos, y porque a todos os causaría mucho dolor. Pero no puedo continuar viviendo como he vivido durante estos últimos dieciséis años, ora luchando contra vosotros y provocando vuestra irritación, ora sucumbiendo yo mismo a los influjos y seducciones a que estoy habituado y que me rodean.

He resuelto hacer ahora lo que quería hace tiempo: marcharme. Como los hindúes, que, cuando han llegado a los sesenta años, se van a un bosque; como cada hombre viejo y religioso que desea consagrar los últimos años de su vida a Dios y no a las bromas, a los juegos de palabras, a las habladurías y al “lawn tennis”*; así también yo, que he llegado a los setenta años, deseo con todas las fuerzas de mi alma la paz, la soledad, y si no una armonía completa, por lo menos no este desacuerdo que clama entre mi vida toda y mi conciencia.

Tú principalmente, Sofía, déjame partir, no me busques, ni te disgustes ni me censures. El hecho de que te haya abandonado no prueba que tenga yo motivos de queja contra ti. Sé que tú no podías, que no podías ver ni pensar como yo, y por esto no has podido cambiar tu vida y hacer un sacrificio a lo que no me reconocías. Por eso no te censuro; antes por el contrario, me acuerdo con amor y gratitud de los treinta y cinco años largos de nuestra vida en común. Pero en el último período, en los últimos quince años nuestros caminos se han separado. No puedo creer que yo sea culpable de ello; sé que si he cambiado no ha sido por mi gusto, ni por el mundo sino porque no podía obrar de otra manera. No puedo acusarte de no haberme seguido y te doy las gracias y me acordaré siempre con amor de cuanto me has dado.

Adiós, mi querida Sofía. Te amo.

TE RECOMIENDO, LECTOR: La atrevida carta de Tolstói al zar de Rusia Nicolás II denunciando su abuso de poder


León Tolstói nació el 9 de septiembre de 1828 en la finca de lásnai Poliana, cerca de Tula, Rusia. Desde pequeño perteneció a la nobleza terrateniente y a lo largo de su vida se enfrasco en la búsqueda espiritual y filosófica, que luego se vieron reflejados en sus libros. Muere el 20 de noviembre de 1910 en la estación de tren de Astapovo, después de huir de su casa en lásnaia Poliana.  

Sin duda, la vida de Tolstoi se centro en la búsqueda del significad y verdad. Nosotros sus lectores, podemos encontrar un texto suyo para etapa de nuestras vidas ¿Qué opinas de la carta de León Tolstói a su esposa? 

FUENTE: Trianarts. 

Mar de fondo

𝑆𝑜𝑦 𝐵𝑟𝑦𝑎𝑛 𝑉𝑖𝑙𝑙𝑎𝑐𝑟𝑒𝑧 (Lima, 1990) creador del Blog de Mar de fondo. Estudié Comunicaciones, Sociología y estoy escribiendo un libro. Soy un amante de los cuentos, cartas, diarios y novelas. Convencido de que "𝑈𝑛 𝑑𝑖́𝑎 𝑙𝑒𝑖́𝑑𝑜 𝑛𝑜 𝑒𝑠 𝑢𝑛 𝑑𝑖́𝑎 𝑝𝑒𝑟𝑑𝑖𝑑𝑜"

1 Comentarios

  1. Una carta muy emotiva que deja pulsando una pregunta en mi acerca de la renuncia a todo lo bien visto socialmente para dar lugar a la búsqueda existencial.
    Muchas gracias por compartir este maravilloso material.

    ResponderEliminar
Artículo Anterior Artículo Siguiente