Consejos para proteger tus libros este verano

Debes proteger tus libros, proteger tu biblioteca

Si has llegado a este post coincidimos en que los libros son de los tesoros más preciados que podemos conservar en casa y cada uno es un recuerdo especial de cómo llegó a nuestras vidas. Es por esta razón que merecen recibir el mejor cuidado esta estación, por eso te ofrezco estos consejos para proteger tus libros este verano y evitar que deterioren.

Cuidado de libros
Imágen: https://pin.it/HjkK584


Cuidar tus libros y proteger tu biblioteca de la inclemencia del sol, el paso de los años y el uso cotidiano es fundamental para duren el mayor tiempo posible ¡Aquí vamos!

Evita exponer los libros a la luz directa del sol

En este verano el sol pega fuerte y si tenemos una casa con bastantes ventanas es inevitable que un rayo se cuele por ellas. La exposición prolongada al sol provoca decoloración en el lomo y cubierta del libro, asimismo la sequedad hace que las páginas se vuelvan amarillas y por ende la tinta pierda intensidad. Es recomendable ubicar las estanterías lo más lejos de las ventanas, para evitar la entrada directa de la luz solar. En algunos casos basta con bajar la persiana desde temprano ¿no?

Protege los libros de la humedad y los cambios de temperatura

Cuando existe exceso de humedad en la casa, esto puede generar que se ondulen las páginas de los libros y se deformen. Por el contrario, la sequedad del ambiente donde se encuentra puede provocar sequedad y el papel se vuelva quebradizo.

protege tu biblioteca

Si vivimos en una zona de constantes cambios de temperatura esto puede dañar nuestros libros. La dilatación y contracción del material con el que están fabricados provoca un deterioro más rápido. Evita tenerlos juntos a las ventanas y lejos de radiadores, estufas o chimeneas.

Limpia el polvo de los libros con frecuencia

Yo recomiendo retirar el polvo de los libros por lo menos una vez al mes. Sé que a veces podemos estar muy ocupados, pero debemos buscar un tiempo dentro de la semana, si te sirve los fines de semana para retirar el polvo que se acumula. Para ello puedes emplear un paño seco o una broca con tapas, cubiertas y cantos. Evita toser y estornudar sobre los libros.

Coloca los libros de la manera correcta en las estanterías

Cuando se trata de libros todo tiene un porqué y es que no podemos apiñarlos sin orden y sin espacio ideales. Deben quedar ni muy juntos ni tampoco holgados. Ten presente que los libros de tapas blancas son los más propensos a deformarse. Procura dejar el espacio ideal, de manera que haya una ventilación adecuada.

No abras demasiado tus libros

Hay libros que debemos abrir constantemente, pero al momento de utilizarlos debemos cuidar de no forzarlos al momento de abrirlo. No debes abrir los libros a 180 grados para que queden planos sobre la mesa, ni siquiera a 120 grados (por más que existan libros con cierta flexibilidad). Busca de abrir el libro respetando el ángulo de apertura que es muy fácil de sentir, pues la encuadernación permite lo justo y necesario. Lo recomendable es hacerlo como máximo en 90 grados.

Evita ingerir alimentos o bebidas mientras lees un libro

Estás muy animado con la nueva lectura que comenzaste y no puedes dejar el libro ni para ir al baño. Sin embargo, debemos tener en cuenta que levar el libro a todas nuestras actividades puede significar un riesgo, sobre todo si estamos comiendo. Si no eres de las personas que tiene demasiado cuidado evita hacerlo o en todo caso hazlo con sumo cuidado. Y una cosa más: ¡lávate las manos antes de leer!

Lleva un protector especial cuando saques el libro fuera de casa

Un libros es un amigo todo terreno, pero llevarlos fuera de casa también representa un peligro. El mejor consejo que puedo darte es que consigas una funda para “vestir” tu libro de manera que pueda regresar a casa sano y salvo y protegido de caídas, arrugas, manchas u otro tipo de accidente. Al llegar a casa (si no lo vas a leer) regrésalo al estante.

Estos son algunos consejos básicos para poder cuidar tus libros y cuidar tu biblioteca este verano que recién empieza. Sé que deseas llevar el título que has comenzado a devorar a todas partes y que quieres que te dure para siempre, entonces toma en cuenta alguno de estos puntos y ahora sí ¡disfruta tu lectura!


Deja un comentario

Sigue a Mar de fondo